#IRDEPROPIO

24 de septiembre de 2014


Posiblemente si no eres de Aragón y escuchas la expresión "ir de propio" te quedarás con la cara desencajada y no entenderás nada. Significa ir a un sitio a propósito, deliberadamente, dejar lo que estabas haciendo e ir a donde sea a hacer lo que sea.

EJEMPLO
Fui de propio al súper a comprar leche. Es decir, que solo fui al súper porque necesitaba leche. Estaba tan tranquila en mi casa y tuve que ir al súper solamente a por leche. No fui ni a por huevos ni a por chocolate, fui a por leche. Aunque creo que también me habría llevado el chocolate. Entonces sería: Fui de propio al súper a comprar leche y de paso, también compré chocolate. ¿Se entiende no? Analizándola puede parecer una expresión no muy útil pero no os podéis imaginar la de veces que la decimos por aquí. Y yo la primera.

#IRDEPROPIO
No puede haber un nombre mejor para un proyecto sobre recomendaciones de sitios en Zaragoza a los que, como no, ir de propio. Es el proyecto de cuatro chicas de Zaragoza que a través del hashtag #irdepropio etiquetado en fotos de Instagram y Twitter, nos recomiendan y descubren lugares que merece la pena visitar. Lo mejor es que el resto de usuarios también hacen sus propias recomendaciones que comparten a través del hashtag. Hacer descubrimientos y al mismo tiempo ser descubridores.

Ya les di la enhorabuena y lo vuelvo a hacer ahora. ¡Bravo! A todos los que seáis de por aquí (y también a forasteros que vengáis de visita) os animo a que les sigáis y que compartáis también con ellos esos sitios a los que os gusta #irdepropio ;)



COMO AFRONTAR LA VUELTA Y LA VIDA

19 de septiembre de 2014

En la radio han hablado muchas veces este verano sobre las vacaciones en general y la depresión post-vacacional. Una cosa que me pareció muy interesante es que comentaban que muchas veces deseamos que lleguen las vacaciones o nos deprimimos al acabarlas por el simple hecho de que no somos felices con nuestra vida normal. Y que razón. Aquí van algunos consejos para que la vuelta sea menos vuelta o para hacer que nuestras vidas sean vividas mejor.



La primera y más importante regla es que no te pueda la vagancia. A veces nos quejamos de que en nuestras ciudades no hay cosas para hacer y otras tantas veces ponemos mil excusas para no hacerlas. Mal, muy mal. Cuando tengas este paso asumido puedes pasar al siguiente punto.



Ve a ese sitio que siempre dices que tienes que ir y nunca vas, o haz eso que siempre dices que tienes que hacer y nunca haces. Visita ese restaurante o tienda que tanto al que tanto te apetece ir, o acude a esos eventos y talleres que por lo que sea nunca vas. Como yo, que siempre digo que tengo que ir a una quedada instagramera y nunca voy. Por eso este domingo me marcho a la Bodega de Campo Viejo en La Rioja a la InstaVendimia con los IgersAragon. ¡Qué ganas tengo!



Comienza un proyecto personal o profesional. Ya sea artístico o más prosaico. Hacer fotos a determinadas cosas, empezar una colección, tejer un jersey, ilustrar tus pensamientos para hacer un libro... Hugo y yo hemos empezado nuestro propio proyecto. Se llama La Recopa ;)




Escápate los fines de semana. Con amigos, con tu pareja, con tu gato... pero escápate. Yo lo hago siempre que puedo y por eso a veces sufro una especie de depresión post-vacacional a la inversa. Es decir, que a veces lo que busco es la normalidad y la calma de no hacer nada. Pero lo justo, sabiendo que ya he cumplido lo suficiente y con las ganas incipientes de querer escaparme de nuevo.



Busca un momento para ti. Mi amiga Cynthia es experta en eso. El trabajo suele absorberla y un día se da cuenta de que necesita desconectar así que se lo toma libre para ella. Puedes hacer cualquier cosa de las de arriba: ve a descubrir un sitio nuevo o vuelve a ese que tanto te encantó, da un paseo y compra flores, devora ese libro que tienes pendiente, recréate en tus aficiones, escápate...


Disfrutad el fin de semana y haced que merezca la pena ;)

ZADY, CONTRA EL FAST-FASHION

15 de septiembre de 2014



Ya sabéis lo fan que soy de Pía, de su proyecto y de su blog A Style Manifesto del cual os he hablado en más de una ocasión y que sigo desde mis principios por el mundo bloguero. En él cuenta cosas muy interesantes que nos hacen reflexionar sobre nuestra relación con la moda. Ella misma fue la que me descubrió Zady, otra tienda que lucha contra el "fast-fashion", aboga por los productos duraderos en los que los materiales de primera calidad son los protagonistas, protege a los artesanos y siempre defendiendo el comercio justo.

Yo cada vez me siento más identificada con esta nueva filosofía de consumo, que más que nueva es una vuelta a ese tiempo en el que los objetos tenían un valor más puro. Un valor que no tenía nada que ver con el precio sino con el trabajo artesanal y la elección de buenos materiales. En esta sociedad en la que los consumidores compran cada vez más en vez de comprar bien, tiendas como Zady o Pia and the Makers ayudan a que las técnicas artesanales que han sido perfeccionadas durante cientos de años no se terminen perdiendo para siempre. 

Daos un paseo por la web de Zady, que además de que todo lo que tienen es precioso, también hay entrevistas y artículos que nos acercan a las marcas y a los artesanos que hay detrás de ellas. 

¿Os preocupáis por el origen de vuestras compras? ¿Os interesa el tema o pareferís mirar para otro lado? Si os parece bien, y aunque no os lo parezca, os enseñaré más tiendas y marcas que se preocupan por reeducar nuestros hábitos de consumo. ¡Bravo por ellas y por la labor que hacen!



SHISHI YAMAZAKI

4 de septiembre de 2014






Estos vídeos son de Shishi Yamazaki, una ilustradora japonesa de animación, o como ella misma se denomina, una video girl. Un estilo que mezcla la pintura, el dibujo y el collage para crear unos vídeos muy vivaces y que enganchan nada más darle al play. ¡Me encantan!