ESTAMBUL

28 de octubre de 2014



Hace unas semanas que volvimos de Estambul y creo que aún sigo asimilándola como ciudad. Europa, Asia, Asia, Europa... Una ciudad increíble en la que se conjuga el este y el oeste, la modernidad y la tradición. Es sin duda una ciudad de contrastes y es por eso por lo que más me sorprendió y a la vez me encantó. El caos del tráfico anárquico frente a la tranquilidad de la gente disfrutando de su çay mientras echan una partida de tavla.

La percepción que tenía sobre ella era una ciudad con mucha tradición e historia y además de eso, me encontré con una ciudad llena de vida y movimiento. Y muchísimos gatos sí, eso también. Y mucha gente amable dispuesta a enseñarte a hablar turco o a abrirte las puertas de su casa para que veas las vistas desde su balcón. Ah, y el fútbol, también confirmamos lo aficionados que son.

Mil gracias a nuestro amigo Jesús, un diez de anfitrión, por enseñarnos todos esos lugares que no habríamos descubierto si no es por él: los tejados de Estambul, los garitos de moda y los más underground, los mercados alejados de turistas y como no, toda la gastronomía que hay más allá del kebab y a la cual dedicaré una entrada especial porque creo que ha sido el viaje en el que mejor he comido.

Entiendo perfectamente por qué Jesús después de volver varias veces terminó quedándose a vivir allí. Yo también la incluyo en mi lista de ciudades en las que viviría una temporada y a la que espero volver dentro de no mucho. Y no solo por los gatos aunque no lo voy a negar, eso suma puntos.



Todos los viajes tienen destinos secretos sobre los que el viajero nada sabe.
MARTIN BUBER


17 comentarios:

  1. Vaya fotos bonitas hicisteis!! No conozco Estambul, pero tengo ganas de ir porque me fascina esa mezcla cultural.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Unas fotos geniales. Sin duda, Estambul es una de mis ciudades pendientes junto a Budapest. Besos!

    ResponderEliminar
  3. una maravilla, sin dudar, un lugar para viajar y quedarse un poco más ;)

    ResponderEliminar
  4. Te estuve siguiendo en instagram y ah!... siempre ha sido de mis ciudades soñadas para visitar!! Mientras tanto ver estas fotos es como estar un poquito por allá!

    :D

    ResponderEliminar
  5. Me encantaría ir algún día, ¡y cuántos gatos!

    ResponderEliminar
  6. Qué bonitas fotos y texto :) Viajar es el mayor tesoro del mundo. Una de mis ciudades pendientes, como tantas otras (todas, todas, todas!;)) Es increíble la sensación de ir a un sitio nuevo y pensar, es un sitio en el que viviría. Un besazo!

    ResponderEliminar
  7. es una de las ciudades de mi lista de viajes futuros, me encanta esa mezcla de aquí y allá.

    ResponderEliminar
  8. Con estas fotos tan bonitas parece que ya he estado!!Debe de ser una ciudad fascinante.Besos :)

    ResponderEliminar
  9. Genial las fotos Cris, sabes que podéis volver cuándo queráis!!

    ResponderEliminar
  10. Unas fotos increibles! Fijate, que es una ciiudad que a priori no me llama la atención pero viendo tus fotos la cosa cambia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. ¡Oh la la! Menudas fotos más bonitas, ¡me encantan!
    Yo siempre he querido visitar Turquía y viendo tus preciosas imágenes me has puesto los dientes "muuuu" largos.

    Organizo un Amigo Invisible entre Blogueras y lectoras en el blog, si te apetece saber más, ¡pásate!

    ResponderEliminar
  12. Oeste, modernidad, tradición y GATOS.
    ¡Qué ganazas de ir me has dado!

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué maravilla de fotos! Últimamente no paras de viajar y a mí me encanta que luego nos lo enseñes todo.

    ResponderEliminar
  14. Que bonitas fotografías y bonito lugar,love it!

    ResponderEliminar
  15. Qué gusto de fotos, Cris. A ver si vienes por Madrid... :P

    ResponderEliminar