EN ESTAMBUL SE COME MUY BIEN

17 de noviembre de 2014



Una de las cosas que más disfrutamos en Estambul fue su comida. Como ya dije, tuvimos la suerte de descubrir la ciudad con nuestro amigo Jesús y su novia Kardelen por lo que fue muy fácil dejarse recomendar e ir más allá del kebab. Y es que además comimos muy muy bien. Jamás se me olvidará el pedazo de desayuno que tomamos nada más llegar. Jesús nos llevó a un "local" de su barrio y digo local porque no se como llamarlo. Podría ser perfectamente el bajo de la casa de un buen hombre en el que se ha montado una cocina donde preparar menemen y sacarte una barra entera de pan si hace falta.

Siempre he pensado que la gastronomía es un buen medio para conocer muchas cosas de un lugar, su historia e incluso la propia personalidad de un país. Y nosotros que no tenemos problema para probarlo todo nos empapamos bien de la cultura turca. Además de reafirmar que la cocina mediterránea es de lo mejor, descubres lo serviciales, atentos y educados que son los turcos.

Entre las cosas que comimos están el dolma, que son pimientos rellenos; balık-ekmek, bocadillo de pescado con cebolla, lechuga y limón; simit, un pan con semillas de sésamo que se vende en puestos callejeros; karnıyarık, berenjena rellena de carne; İskender que es el kebab al estilo Bursa, servido en plato con mantequilla y yogur; kokoreç, que es un bocadillo como de madejas gigantes; tantuni, una tortita con carne y muy especiado; poğaça y börek, unos bollos de patata; islak hamburguer, una hamburguesa muy típica del barrio de Taksim y lahmacun y pide, que son como las pizzas turcas. Y sin olvidar los dulces porque en Turquía lo dulce es muy dulce. Deliciosos baklava de pistacho, chocolate, nueces y miel.

Mención especial al van kahvaltı o lo que es lo mismo, el desayuno definitivo. Me rio yo del brunch. Y si no me crees mira las imágenes de Google. En Turquía tienen por costumbre desayunar bien y cuando lo hacen en familia empiezan el día con un festín de tomates frescos, queso, huevos con çemen, olivas, pan, kaymak (como una nata), miel, mermeladas... En nuestra mesa no cabía ni un plato más y yo estaba en la gloria porque semejante festival estaba compuesto de mis alimentos favoritos.

Otra de las cosas que hay son muchos puestos callejeros de comida que llevan en carros como los del simit o de arroz con garbanzos y pollo. También era muy común ver carros con muchos frutos secos o repletos de naranjas y granadas para hacer zumo recién exprimido. Si me tengo que quedar con un puesto de comida callejero yo me quedo con el de midye, que son mejillones cerrados rellenos de arroz y que jamás pensé que me gustarían tanto, porque los mejillones no me hacen especial gracia. Lo gracioso era ver en la calle el puesto en cuestión: una bandeja redonda enorme repleta de mejillones y limones. Lo gracioso también debió ser vernos a seis personas que volvían de fiesta rodeando el puesto y devorando mejillones emocionados como si no hubiera un mañana. De alguna forma había que evitar la resaca que nos dejaría el Rakı, un anís considerado el licor nacional y que se bebe mezclado con agua.

Sin duda ha sido una de las experiencias gastronómicas más buenas que he tenido viajando. Una comida mediterránea con alimentos que no resultan extraños pero que gracias a la mezcla y al uso de especias tiene un sabor totalmente distinto y especial. Otra razón más para visitar Estambul o para querer volver muy pronto.


Lo primero que hay que hacer para entender a un nuevo país es olfatearlo.
RUDYARD KIPLING


13 comentarios:

  1. Qué pinta tan estupenda tiene la comida en tus fotos... nunca he estado en Turquía, pero últimamente veo mucha gente que la menciona y que han vuelto con una gran experiencia. Gracias por compartirnos la tuya... creo que me lo apunto en mi lista de viajes para un futuro!

    ResponderEliminar
  2. Un festín para los sentidos! Tiene todo una pinta estupenda!

    ResponderEliminar
  3. Vaya pintaza!! Otra razón más para descubrir Estambul. :)

    ResponderEliminar
  4. qué pinta! qué de color! qué de sabores! y seguro que huele fenomenal :))

    ResponderEliminar
  5. Al punto de la mañana y yo ya salivando. Madre mía, que buena pinta tiene todo. Me encantaría poder viajar allí y probar todo lo que enseñas :D

    ResponderEliminar
  6. ¡Menuda pintaza tiene todo!
    www.articoreblog.com

    ResponderEliminar
  7. Vaya pinta que tiene todo! Fijate que yo pensaba que allí no se comería bien y mira que sorpresa!
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Uau, es todo súper apetecible, y mira que la mitad no sé ni lo que es :_)
    Y las fotos muy bonitas.

    ResponderEliminar
  9. Qué fotos tan bonitas!! me apetece todo!! Lo apuntaré en próximos destinos

    ResponderEliminar
  10. Ya lo creo que se come bien!!!! Madre mía que cosas tan ricas e interesantes Cris!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar