LISBOA

18 de julio de 2016

Texto escrito el 9 de febrero de 2016

Para mi veinticinco cumpleaños me hicieron el mejor regalo que me podrían hacer: un viaje sorpresa. Cuando descubrí a dónde todavía me gusto más. El destino, Lisboa. El medio de transporte, el Trenhotel Lusitania. Un tren con mucha historia que cada noche conecta Madrid con Lisboa en un trayecto que dura 11 horas. 11 horas que puedes pasar durmiendo en sus camas sorprendentemente cómodas. Nada que ver con la experiencia del Interrail y los trenes del este de Europa. Y después, llegas amaneciendo a Lisboa y suspiras de bonito. Y además llegas descansado y puedes aprovechar un día entero de viaje para descubrir la ciudad.

Descubres sus calles llenas de azulejos, las pastelerías abarrotadas de dulces y sus cuestas que subes, bajas y vuelves a subir. Descubres tu pasión por el laterío y bares como Sol e Pesca. Y las tascas y el bacalo. Descubres que si no te paran los pies, te gastarías todos tus ahorros en A Vida Portuguesa, comprando golondrinas en el mercado de las pulgas de São Vicente o tabletas de chocolate en la Chocolataria Equador. Y descubres lo buena que esta la Super Bock y que te harías seguidor del Academica de Coimbra viéndolo jugar contra el Sporting de Portugal.

En Sintra descubres sus increíbles palacios. Como la Quinta da Regaleira, un lugar mágico lleno de grutas y laberintos que hacen que te sientas como Alicia en el País de las Maravillas. Y si te alejas unos 30 kilómetros llegarás al Cabo da Roca. Al punto más occidental de Europa continental y toda Euroasia. Unos acantilados que te cortan la respiración si te asomas. Y después, el Atlántico. El mar. El infinito. El fin del mundo por ese lado. Y suspiras otra vez.

Suspiras porque no te quieres ir. Quieres quedarte y pasar lo que queda del invierno al sol del sur de Portugal.



Una vez al año ve a algún lugar en el que nunca hayas estado antes.
DALAI LAMA


4 comentarios:

  1. Que preciosos esos lugares quisiera ir algún día :)

    http://beatbrakerblog.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Qué fotazas! Ojalá me hiciesen a mi un regalo como este. <3 Envidia cochina y muy cochina tengo ahora mismo. Besos!

    ResponderEliminar
  3. Qué fotos tan bonitas!

    Para mí viajar también es una de mis grandes pasiones, en mi blog esta semana hablo de mi viaje a Cerdeña, pásate por aquí si te apetece:
    http://stylettosbyana.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Preciosidad de fotos. Lisboa siempre es una buena idea!

    ResponderEliminar